Contáctanos en hola@casaonce.mx

#FinDe: Anita Li en Guadalajara

#FinDe: Anita Li en Guadalajara
17 noviembre, 2017 admin

Por: Catalina Romero

Aquí les va la historia. Hoy estoy inspirada para escribir, entonces esperemos que los siguientes detalles a revelar, sean algo más que interesante. Este año, de un día a otro, tomé la decisión de ir a visitar la ciudad de Guadalajara, por primera vez en toda mi vida. Realmente, por primera vez desde que llegué a México.

El propósito principal de la visita era ir a celebrar el cumpleaños de una de mis mejores amigas de la universidad. Algo que me dejó fascinada y sorprendida, además de la increíble historia y arquitectura de la ciudad, fue su gastronomía. Desde el primer mordisco que probé en la ciudad, quedé absolutamente maravillada.

 

Mi primera parada fue Anita Li. Aterricé en este restaurante porque mis papás (los verdaderos foodies), alguna vez me habían mencionado que habían visitado este lugar y que les había fascinado. Como dicen, todos somos diferentes y todos tenemos gustos diferentes, pero definitivamente no me arrepentí de haber ido.

El restaurante está localizado en un lugar que curiosamente no es fácil de encontrar (por la calle) pero en donde están ubicados varios de los mejores bares y restaurantes de toda la ciudad.

Llegas, te abren la puerta y te encuentras con este escenario tropical, cargado de color y vida, que sin duda alguna es de primer impacto. Los textiles y las obras de arte que adornan las paredes son cierta y absolutamente espectaculares y llevan un aire como de una parte de Cuba o una isla en un pequeño paraíso.

Para los que aman escuchar la salsa, este es EL lugar para visitar. Los clásicos están puestos todo el día (por supuesto, desde el momento en que abren sus puertas), y el servicio es estelar.

Para comenzar la visita, pedí un clásico de México, que es la paloma. A diferencia de todas las palomas tradicionales, este coctel lo preparan con unos toques extra de frutas tropicales y lo adornan con flores frescas.

Después pedí el salmón puesto sobre un puré Gourmet y aguacate (el cual fascina desde que toca tus labios) y cerré la tarde con el postre de cajeta y helado, que por favor lean esto… NO ES PARA SOLO UNA PERSONA. La porción es enorme. Tienen que compartirlo y sino pedirlo para una próxima ocasión. El sabor sí es espectacular, pero debe ser compartido… Ya quedaron advertidos.

Regresaría una y mil veces. Es un lugar que deslumbra a quien visita Guadalajara y a quien quiere sentir y disfrutar de un escenario moderno, fresco y tropical.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*