Contáctanos en hola@casaonce.mx

¡Prepárate para el Día de Muertos!

¡Prepárate para el Día de Muertos!
23 octubre, 2017 admin

En un marco de flores y tradición, los días 1º y 2 de noviembre marcan una importante tradición mexicana donde celebramos a nuestros seres amados que se nos adelantaron.

La muerte en nuestra cultura no tiene un peso trágico como en otras partes del mundo. Para nosotros, la ofrenda es como la mesa de un banquete donde se reencuentran vivos y muertos para disfrutar la comida y los recuerdos… La muerte es solo un estado físico, ya que nuestros seres queridos siempre estarán con nosotros mientras no sean olvidados.

En esta entrada, te daremos unos sencillos pasos para preparar tu ofrenda para esta fecha… ¿Nos acompañas?

 

Niveles del altar

Tradicionalmente, se colocaba en siete niveles, ya que representa la creencia en la que el alma debe recorrer el camino de las siete estancias en el Mictlán (el mundo de los muertos). Ahora no es una obligación hacerlo de esta forma; de hecho, hasta la distribución de los elementos ahora se acomodan de acuerdo al espacio con el que se cuente (una mesa, el comedor, la sala, el patio, una ventana, una fuente, etc.)

Se trata de un acto de fe en el que celebramos la vida de los difuntos y las enseñanzas que dejaron a su paso por nuestras vidas.

La comida

En la ofrenda podemos colocar fruta de temporada, dulces, agua, refrescos, licores y guisados distribuidos por todos los niveles o en la superficie donde coloques el altar.

El pan de muerto también es un elemento muy importante. Y tenemos la suerte de que en esta temporada, en todo México, se prepara este pan dulce. Tiene una simbología muy especial que se asocia con la creencia prehispánica de comer la esencia de los muertos para alimentarnos de sus enseñanzas y virtudes.

Las calaveras de dulce o de chocolate son súper tradicionales para regalar a los amigos y a la familia. Pero en la ofrenda, representan la presencia del difundo en el hogar. Es un símbolo alegre y festivo.

Símbolos religiosos

Si profesas la religión católica, coloca una cruz en la parte más alta de la ofrenda si pondrás una en niveles. Sino, al centro de la superficie plana estará súper bien. También puedes colocar santos a los que el difunto haya sido devoto o que tengan un significado especial para la familia.

Si profesas otra religión, puedes colocar las imágenes que creas adecuadas. En el caso de no profesar ninguna, puedes obviar el simbolismo religioso y quedarte con la idea de ofrecer un banquete para tus muertos.

Velas

Se coloca una vela por cada difunto cercano a la familia y una más para la “ánima sola” (aquellas almas que no tienen hogar ni familiares que las recuerden) la cual se enciende desde la noche del 31 de octubre hasta el 2 de noviembre por la tarde.

Flores

Usualmente se utilizan las de cempasúchil. Si no las conoces, es porque has vivido bajo una piedra… No es cierto. Se trata de una flor amarilla, esponjada y de un olor muy característico (no huelen rico). Representan el culto al sol, al fuego… a la vida.

Puedes hacer ramos o, con sus pétalos, realizar un camino que indique el lugar de la reunión; comienza en la entrada de tu casa y termina al pie de tu ofrenda, pues se cree que los muertos se guían por medio de su aroma y color.

Fotografías

Por último y no menos importante, las fotos traen a la memoria a los difuntos y muestran a quienes dedicas tu ofrenda.

Si te decidiste por un altar de niveles, coloca en el nivel superior a los difuntos más antiguos y en inferior a los más recientes. Si se trata de uno plano, coloca las fotos de tal modo que parezca que están en una mesa, divirtiéndose.

 

Aunque no es muy caro colocar una ofrenda, sí puede resultar un gasto si nos excedemos. Hay que comprar solo lo necesario y así evitaremos también los desperdicios.

También, puedes pedirle a los niños que ayuden a montar la ofrenda ¡Incúlcales esta tradición!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*